Precariedad Laboral y Vivienda Digna

QTKDPCA1WCD8DCAN9PYX7CA7F1J85CAXUQ8E4CAZ52IC2CA1B9XE4CAU0W8KCCAJ133C4CABPEBW6CAQNSLCECAKTJ11QCAL97ERJCALD2R6ZCA99XNVWCASNIYAUCAS72HRLCAD464E4

 

Habían acudido a la Manifestación convocada sobre la Precariedad Laboral y por una Vivienda Digna. Son jóvenes y ven el futuro incierto ¿Tienen motivos para ello? Pienso que sí. Haciendo una comparación con el caso que más cercano me queda -yo misma- veo que:

1º.- Llevan más años estudiando. Se supone, en principio, que su formación es mejor, tiene que ser mejor, por lógica, dando por hecho unos niveles de inteligencia similares -si no mejores- que es el caso, puesto que son sus hijos. Es improbable que les satisfagan por su trabajo el equivalente al esfuerzo que han tenido que realizar para prepararse. Poco estimulante, de veras.

2º.- Cuando ella se metió en la aventura de adquirir su primera vivienda, año 1977, lo hizo a medias con su pareja, de manera que un sueldo de ellos iba destinado al pago de la misma. Hasta aquí podría parecer igual a la situación actual, si no fuera por una diferencia abracadabrante -palabra que leí el domingo a Rosa Montero que, no es que la haya inventado pero, es de poco uso-. Ellos, los padres, acabaron de pagar esa vivienda en el término de 8 años -la hipoteca era a 10- y el tanto por ciento que de sus ingresos tuvieron que destinar al pago de la citada vivienda fue: el 50 en los 3 primeros años, el 35 en el año 1980, el 30 en el 81, el 8 en los años 82 y 83 y un 20 en el 84, año en que liquidaron la hipoteca pendiente. Actualmente, tardarían en pagar la misma vivienda 25 años, con el sueldo a día de hoy de la misma categoría profesional inicial suya.

¿Qué ha pasado para que la clase obrera haya sufrido este brutal retroceso? ¿En qué nos hemos equivocado? ¿En qué nos han equivocado? ¿Donde está la redistribución de la riqueza? ¿Donde está la riqueza? ¿Quién o quienes están coleccionando pisos? ¿Por qué se permite que haya pisos vacíos? ¿Si salieran todos los pisos existentes, y desocupados, al mercado de alquiler, no bajarían dichos alquileres? ¿Por qué no se hace? ¿Quien manda aquí? ¿Somos algo más que simples objetos de uso y consumo? ¿Pensamos? ¿Obramos en consecuencia? ¿?.

Alguien, muy cercano, me comenta que, sin quitar validez a lo arriba expresado, los jóvenes de ahora no tienen el espíritu de sacrificio que tuvimos nosotros ¡Suena de algo! Y yo digo que, la base de la que parten tampoco es la misma, nuestros padres sufrieron todo tipo de escaseces y penurías -al menos los míos-.

PAQUITA

Fuente: http://paqquita.blogspot.com/2006/10/precariedad-laboral-y-vivienda-digna.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: