Rivalidad en el aula

 

 

  • El exceso de competitividad puede provocar actuaciones insolidarias
  • Son comportamientos originados por una causa común: la envidia
  • Entre las soluciones está la educación de padres y profesores
MARÍA FERNÁNDEZ. 14.04.2009 – 07:49h. Periodico 20 Minutos
 

“Recuerdo como si fuese ayer el día en el que fui a un examen y ya había terminado. No había acudido a clase el día en el que comunicaron la fecha y, en vez de mirar el tablón, me fie de una compañera.

Siempre mantuvo que me había dicho la hora bien, que fui yo quien me equivoqué al apuntarla. Pero otras compañeras me confirmaron más tarde que no era la primera vez que hacía algo así…

Me fie de una compañera y llegué al examen cuando ya había terminado

Seguro que la experiencia de Rebeca González te ha recordado a algún ‘problemilla’ similar que te tocó vivir como estudiante. La convivencia en las aulas puede ser tan gratificante como decepcionante en casos excepcionales.

Quién no ha topado con el típico listillo que no se conforma con ser el mejor de la clase y que hace todo lo posible por reducir tus éxitos. O, por contra, con el que no hace nada pero le fastidia que los demás sí.

El exceso de competitividad tiene sus riesgos. Lo que en principio significa afán de superación puede convertirse en rivalidad entre compañeros. Ahí es donde entra en juego la envidia, un sentimiento en la mayoría de los casos incontrolable que provoca comportamientos egoístas, intolerables e incluso crueles.

Comportamientos

El que es envidioso lo es en todos los aspectos de la vida y, por lo tanto, también actuará influido por ella con sus compañeros. Mentir u ocultar información relevante, no dejar los apuntes, molestar de forma consciente, no ayudarles para dificultar el entendimiento… son actitudes que dañan y pueden pasar factura a muy corto plazo.

Efectos

La envidia no sana puede acarrear diferentes consecuencias, tanto personales como sociales. Por una parte, es imposible conseguir una felicidad absoluta y la sensación de plenitud. Es un sentimiento negativo que produce tristeza, frustración e incluso depresión; en definitiva, daña a la persona que lo sufre, que tiende a subestimarse.

La envida es un sentimiento negativo que daña a uno mismo y las relaciones con los demás

Por otro lado, puede desembocar en comportamientos realmente feos. Por mucho que se oculte el sentimiento, lo que se ve son los actos y el deterioro y posterior ruptura de las relaciones entre compañeros sólo es cuestión de tiempo.

En el caso extremo está el bulling, el maltrato psicológico a un compañero a partir de la humillación por la misma causa: la envidia.

Soluciones.

Obviamente la educación es esencial para evitar prolongar la envidia con el paso del tiempo. En ello tienen mucho que ver los padres, en cuanto pueden enseñar a sus hijos a aceptarse tal y como son y a saber querer y ayudar al prójimo. Pero también la forma de actuar de los profesores, evitando cualquier situación de rivalidad en el aula.

Los estudiantes que cargan con este defecto se pierden la bonita sensación que produce ayudar a los demás y sentirse igualmente correspondidos. Y recuerda, las comparaciones son odiosas: evoluciona y compárate contigo mismo.

Origen

La envidia, causa original de este tipo de actitudes, es tan antigua como el ser humano; de hecho, podemos encontrarla en diversas escenas de la historia y la mitología.

El origen llegados a la edad adulta está en la falta de autoestima e inseguridad

Pero es durante la infancia –sólo hay que pensar en el comportamiento entre hermanos y la posesión de los juguetes- cuando más se exterioriza. Quizá por el simple hecho de que con 2 ó 3 años no intentamos esconderla.

Entonces puede considerarse como algo natural. Sin embargo, llegados a la edad adulta –ya hemos tenido tiempo para aprender y limar estos sentimientos- se corresponde con un estado de inseguridad y falta de autoestima.

 

Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/462441/0/envidia/rivalidad/estudiantes/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: