McDonald’s despide joven después de notificarles que estaba embarazada

Si bien su notificación de despido  no lo establece, Amparo Montes
fue separada de su cargo 15 días después de comunicarle a su jefe
inmediato que estaba embarazada. Ahora espera que le cumplan y le paguen
más de 69 mil lempiras (unos 4 mil dólares) que le corresponden por
tres años que laboró en la empresa de comidas rápidas McDonald’s.

Montes es una
joven madre de escasos recursos económicos. Trabaja   para alimentar a
su pequeño de cinco años de edad, por eso espera que la franquicia de
comida rápida McDonald’s, de origen guatemalteco, no se sume a la lista
de empresas que violentan los derechos laborales de las y los
trabajadores del rubro.
 
En los últimos años se conocen muchos
casos de conculcación de derechos laborales dentro del grupo INTUR,
propietaria de las empresas Burger King, POPEYES, Church´s Chicken,
Dunkin Donuts, Little Caesar´s, Chilis, entre otras y competidora de 
McDonald’s. 

Conociendo ese antecedente, la joven quiso contar su
historia, dejar constancia de lo ocurrido y esperar a que  la empresa
de comida rápida, cumpla su palabra y el próximo 11 de junio le cancele
sus derechos laborales.

Los hechos

“Después
del primer año comenzó mi calvario, pues  llegó como  jefe Sendy
Vásquez, quien  no sé por qué comenzó a hostigarme, me hacían arqueos a
cada rato y la gerente ni siquiera me dirigía la palabra”, comentó
Montes al referirse al transcurrir de sus días laborales en esa empresa.

Agregó
que fue por eso que al darse cuenta que estaba embarazada notificó a la
empresa de su estado, así como lo establecen las leyes hondureñas. En
ese momento no ocurrió nada –dijo – y los subsiguientes días
transcurrieron normalmente.

“El 17 de mayo me dejaron trabajar
como de costumbre y al final del día me llamaron entregarme la carta de
despido y lo único que me dijeron fue que la empresa había decidido
cortar la relación laboral”, explicó

La joven, quien laboró en
McDonald’s, desde el 26 de abril del año 2007, devengando un salario de 5
mil 550 lempiras, aun busca una causa justa para su despido, pues la
notificación no estable claramente la ruptura de la relación laboral y
supone que fue producto de su estado de gestación.

Prueba
de embarazo

Comentó además que no entiende por qué
cuatro días después que la despidieron, el jefe de recursos humanos de
la empresa, insistió en realizarle una prueba de embarazo en la clínica
en la que les brinda atención médica a los empleados.

“La jefa de
recursos humanos me dijo que debía realizarme la prueba para agilizar
el papeleo en el Seguro porque esos trámites tardaban”, dijo.

Amparo
señaló que  cuando se le practicó la prueba de embarazo,  ella les dijo
que esa  práctica estaba prohibida por le ley.  “Les dije que eso era
prohibido porque yo ya estaba despedida”.

El Titulo XI, del
Capítulo único de Generalidades, del Procedimiento ordinario, establece
lo siguiente en el artículo 867:

“Salvo disposición en contrario,
todos los derechos y acciones provenientes de este Código, de su
reglamento o de las demás leyes de trabajo o previsión social que no se
originen directamente en contratos de trabajo, prescriben en el término
de dos (2) meses. Este plazo corre para patronos y trabajadores desde el
acaecimiento del hecho respectivo, salvo para estos últimos cuando
hubieren estado imposibilitados de reclamar sus derechos o de ejercitar
las acciones correspondientes, extremo que deberán probar en juicio”.

De
acuerdo con el criterio del abogado del proyecto Laboral de la
Asociación para una Sociedad más Justa –ASJ-  Humberto Amador,  la
empresa tiene un tiempo prudencial para cancelar las prestaciones
laborales de la denunciante.

“Lo que hay que esperar es que en
efecto, se cumpla con lo que establece la ley y le paguen las
prestaciones laborales a la joven, caso contrario se procederá a
entablar una demanda judicial contra McDonald’s, previo a haberse
agotado el trámite legal correspondiente dentro de la Secretaría de
Trabajo y Previsión Social”, aseveró el profesional.

Antecedentes
 
La
prueba de embarazo es una práctica nefasta que  desde hace varios años
realizan las empresas  de comidas rápidas a sus empleadas, especialmente
las que pertenecen al grupo INTUR  e incluso  estas empresas tienen
laboratorios contratados para que regularmente lleguen a las empresas a
tomarles la muestra de orina , misma que  descuentan del salario de las
empleadas.

Con esta acción los propietarios de las franquicias y
los empleados de recursos humanos  violentan la Ley de Derecho de
Oportunidades que  contempla que no debe haber discriminación de ninguna
clase para mujeres y hombre y además se coarta en el sexo femenino  el
derecho que tiene toda mujer a ser madre.

Fuente: http://www.revistazo.biz/cms/index.php?option=com_content&view=article&id=1198:mcdonalds-despide-joven-despues-de-notificarles-que-estaba-embarazada&catid=19:proyectos&Itemid=19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: