Condenada una empresa a indemnizar a una empleada por acoso laboral


– Tendrá que pagarle 128.000 euros por la extinción del contrato y
los daños sufridos

– La sentencia relata que la trabajadora
sufrió durante 15 meses "un entorno hostil, degradante, humillante y
ofensivo"

Una empresa navarra ha sido condenada a
indemnizar con 128.800 euros a una trabajadora que durante quince meses
sufrió "un entorno hostil, degradante, humillante y ofensivo" catalogado
como acoso laboral o mobbing.

Según la sentencia del Juzgado de lo Social nº1, la empleada sufrió
un trato "humillante y vejatorio" por parte del director de la empresa,
fue privada de sus funciones progresivamente, se le dejó de abonar una
cantidad de la nómina y se le redujeron sus vacaciones. La sentencia,
que es recurrible, es la segunda de estas características en dos
semanas.

La demandante trabajaba en la empresa desde 1986 como
administrativa. En 2007, a raíz del cese del gerente, fue contratada la
hija del director y una amiga personal del mismo que era chófer de
autobús comenzó a realizar labores administrativas. También entró a
trabajar un nuevo asesor financiero. Estos cambios, relata la juez,
coincidieron con "un cambio de actitud hacia la demandante", en el que
el director le hacía responsable de los errores que el gerente cesado
había podido cometer en su gestión. Entre estas nuevas personas fueron
creando "un ambiente hostil" hacia la demandante, "a la que se fue
privando de parte de sus funciones y arrinconando". Por ejemplo, detalla
el fallo, los chóferes y trabajadores de la empresa comenzaron a
recibir de otras personas órdenes sobre numerosas gestiones que antes
realizaba la demandante. Tampoco se le convocaba a reuniones. El
director, en numerosas ocasiones, "se colocaba detrás del puesto de
trabajo de la demandante para examinar y controlar lo que trabajaba en
el ordenador". También era objeto de críticas en algunas conversaciones,
en las que se le "trataba de incompetente y se utilizaban expresiones
como "hija de puta". En 2008, la hija del director le indicó que a
partir de entonces disfrutaría de 30 días de vacaciones en lugar de los
38 que tenía desde que empezó a trabajar.

Desde mayo de 2009, añade la sentencia, la empresa no ha abonado a
la demandante la cantidad de dinero que le pagaba fuera de nómina. Desde
febrero del año pasado, la trabajadora se encuentra de baja por
ansiedad con un fuerte tratamiento de fármacos.

La magistrada considera que estos motivos son suficientes para
concederle una indemnización de 88.799,51 euros por la extinción de su
contrato, y 40.000 por los daños y perjuicios.

Fuente: Diario de Navarra.6/03/2010. http://www.diariodenavarra.es/20100306/navarra/condenada-empresa-indemnizar-empleada-acoso-laboral.html?not=2010030601085983&dia=20100306&seccion=navarra&seccion2=tribunales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: